"Nouveau millénaire, Défis libertaires"

Accueil

Liens

Textes

Contact



Copyleft
© 2003
les copies
conformes,
versions
intégrales
de ce texte
sont autorisées
sur tout support
en citant
l'origine.





Moteur
de recherche
interne
avec Google

FABRICAR SUS TAMPONES DE ESPONJA LAVABLE


En Espagnol
FABRICAR SUS TAMPONES DE ESPONJA LAVABLE
INTERESES
ECONÓMICOS
Una caja de 32 tampones deshechables cuesta al rededor de 800 pesetas y no sirven más que una vez. Un juego de 6 tampones de esponja lavable cuesta menos de 200 pesetas y puede servir durante meses.
SANOS
Los tampones desechables pueden ser perjudicales para la salud. Secan la mucosa de la vagina que tendría que quedar siempre húmeda. También existe el riesgo del TSS (Toxic Shock Syndrom) que trae problemas graves cuando los tampones están fabricados con material demasiado absorbente o que se llevan durante demasiado tiempo. Algunas personas han denunciado también la presencia en los tampones desechables de subtancias que hacen sangrar más.
En cambio, los tampones de esponja siempre mantienen una humedad mínima y no absorben excesivamente.
CÓMODOS
Si se usan ligeramente humidificados, los tampones de esponja son más suaves y flexibles que los desechables, pues se sienten menos.
Duran casi tanto tiempo que los desechables, aunque depende mucho de la calidad de la esponja y de la persona.
ECOLÓGICOS
Los tampones desechables están hechos de celulosa, es decir papel, o sea árboles. El consumo que se hace es exagerado cuando se podría evitar gastar tanto.
PRÁCTICOS
No cogen mucho sitio (una vez enrollados no cogen más sitio que una cereza). Un solo tampón puede bastar para un periodo entero de regla. Sino, un juego de 3 conviene perfectamente. Una vez fabricados, pueden sevir durante meses.
SIMBÓLICOS
Al tirar su tampón, también se echa a su regla, y entonces se la asocia a los excrementos – por lo menos en la práctica – y no a secreciones como las lágrimas o el sudor. Lavando la regla tocándola puede ser una manera de reapropriársela, de acceptarla.
Por otro lado, tratar sus tampones como una ropa – igual que las braga por ejemplo: lavarlos, tenderlos, secarlos etc. – es una manera de afirmar que la regla no es algo vergonzoso. Es una manera de liberarse del peso del secreto.
COMPRAR
Ø Una esponja VEGETAL. No hay que confundir con las sintéticas o las animales que son más ásperas. Se suelen encontrar en los productos de cuidado del cuerpo. Si es rectangular, mejor.
Ø Una caja de cuchillas para afeitar.
Ø Hilo gordo de algodón
FABRICACIÓN
1. Lavar y escurrir la esponja.
2. Con la cuchilla, cortar la esponja en cachos rectangulares de altura y anchura igual (+/- 5 por esponja). FIG. 1
3. Cortar cada cacho en forma de octógono. FIG. 2
4. Redondear los ángulos, sobre todo en la extremidad que no lleva el hilo. Quitar las rebabas.
5. Con la aguja, hacer un agugero en una extremidad del tampón. Sacar el hilo de cada lado. FIG. 3
6. Hacer un nudo en la extremidad del hilo doblado. Tiene que tener más o menos la largura del tampón.

¤UTILIZACIÓN
Después de haber fabricado los tampones, es conveniente esterilizarlos haciéndolos hervir en una cazuela. Cuidado de no quemarse al escurrirlos.
METERLOS
El tampón se tiene que introducir húmedo pero muy bien escurrido. Se introduce igual que un tampón desechable, guiándole con los dedos, solo que hay que vigilar que no se doble.
Totalmente seco puede molestar ya que queda rígido y áspero, pero también resulta más fácil de introducir. Una vez totalmente secos, se pueden apretar entre las dos manos (limpias) hasta que hagan la mitad de su volumen. Luego se pueden colocar dentro de un aplicador de los que que se venden con los tampones desechables. Tiene que ser de plástico para que se pueda lavar..
CAMBIARLOS
Se quita agarrando el hilo. Se puede lavar en seguida con agua o con un poco de jabón. Hace falta aclarar mucho y escurrirlo perfectamente. Lo mejor para esto es enrollarlo y apretarlo fuertemente entre los dedos. Luego se puede volver a introducir. Así teoricamente, un solo tampón puede ser suficiente para todo el periodo de la regla, según las condiciones. De esta manera no hace falta prever un tampón nuevo para cambiarse. No hace falta ningun bolsillo ni nada.
Un juego de 2 puede ser más práctico: uno puesto, y otro en el bolsillo, así no gotea al limipar el tampón.
Si no hay acceso a un lavabo, hay que traer más tampones limpios. Los tampones sucios se pueden guardar en un bote hermético (como los de medicina) o una bolsita de plástico (como los de congelación). Se limpian una vez vuelta a casa.
LIMPIARLOS
Al fin del periodo de la regla, se pueden lavar todos los tampones a la vez, a mano o metiendolos en la lavadora. Para que sea todavía más higiénico, no está mal hacerlos hervir otra vez.
GUARDARLOS
Hace falta guardarlos en un sitio aireado, no hermético. Según las preferencias, se pueden dejar secar enrollados, colgados por el hilo o en una caja con agujeros.
UNA ALTERNATIVA A LOS DOLORES MENSTRUALES
Los dolores menstruales clásicos se deben a una substancia hormonal llamada “prostoglandina”. Provocaría un encogimiento de los canales sanguíneosy contracciones musculares en la región del útero –hasta consecuencias en la sensibilidad nerviosa– que finalment pueden llegar a “tirones nerviosos”.
Para reducir estos efectos desagradables, algunas mujeres toman aspirina o paracetamol. Suele resultar ineficaz o no muy saludable. En cambio se recomienda mantener una buena condición física.
Otras chicas notaron que masturbarse al pricipio de la regla reduce o incluso suprime los dolores menstruales. Entonces practican la masturbación como un tipo de higiene. De hecho Masters & Johnson afirman que las contracciones orgásmicas aceleran la descongestión pélvica.
De un punto de vista sicológico, es importante tener una percepción positiva de su regla y aceptarla. No hay que querer parar de vivir durante este periodo.. Muchas veces, la reducción de las actividades normales o ponerse en “cuarantena” solo renfuerza la intensidad de los dolores.
(cf. La sexualité, regards actuels – Germain & Langis)

OFM – ofm@occitanie.com


TAMPONES de esponja LAVABLES ?

Los tampones suelen ofrecer una mayor indenpendencia que las compresas, pero también pueden procurar algunos inconvenientes.
Sin embargo estos inconvenientes se peuden evitar fabricando sus propios tampones que además de ser lavables presentan otras ventajas.

OFM – ofm@occitanie.com